Editor de InmoDiario.
Inmodiario

 MADRID, 15 Oct.    Los juzgados mercantiles de Barcelona y Madrid registran en la actualidad una sobrecarga de trabajo de un 986% y un 973%, respectivamente, provocada por la crisis y el aumento de los procesos concursales de las empresas.

   En tercer lugar se sitúa Valencia, con un aumento del 511%. Estos datos se desprenden de la propuesta aprobada hoy por el Pleno del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), por la que el organismo acuerda "hacer frente a la situación de sobrecarga en los juzgados de lo mercantil y social" y encargar a la Comisión de Modernización e Informática la elaboración de propuestas para paliar esta situación.

   "En estos momentos hay más de 100.000 trabajadores pendientes de cobrar su indemnización y es importante que los convenios se agilicen para que las consecuencias gravosas de la crisis no se unan a las de la lentitud de la Justicia", según declaró la portavoz del CGPJ Gabriela Bravo al término del pleno celebrado hoy.

   Según el informe elaborado por el vocal del CGPJ Ramón Camp i Batalla, durante el presente ejercicio los índices de conflictividad haN aumentado hasta "cotas elevadísimas", y los juzgados "no pueden dar una respuesta adecuada en un tiempo prudencial a unos expedientes con implicaciones sociales y económicas profundas".

   El volumen de tramitación que provocan los concursos de acreedores a los que se han visto abocadas numerosas empresas por la crisis económica es la principal causa de saturación de estos tribunales "carentes de medios", apunta el informe.

   La situación económica actual "proyecta un abanico de consecuencias", que afectan al conjunto de la actividad económica del país y a la pluralidad de los servicios públicos entre ellos al de la justicia.

   El CGPJ "entiende que el problema de la sobrecarga viene por el aumento de los procedimientos concursales, de cuya rapidez depende la eficacia de los propios procedimientos", matizó la portavoz del máximo órgano de los jueces.