Editor de InmoDiario.
Inmodiario

 MADRID, 15 Oct. La crisis financiera ha disparado demanda de oro en España, donde el metal precioso está empezando a escasear, según afirmó hoy la empresa Oro Direct, que ha multiplicado por diez su clientela en el último año y prevé una revalorización de este activo en los próximos meses.

   "Los inversores han visto peligrar sus depósitos a raíz de las sucesivas quiebras de entidades bancarias y han acudido en masa a la inversión del oro aprovechando su cualidad de valor refugio", sostiene la compañía.

   La directora de Oro Direct, Marta Domínguez, explicó que el aumento de la demanda de oro ha dejado sin existencias a bancos comerciales y grandes distribuidores en Europa, que han optado por limitar la cantidad que se puede adquirir e incluso por dar fechas de entrega a dos meses.

   "Las colas para comprar oro en Alemania, Suiza y Austria han sido noticia en todos estos países y, actualmente, en España también empieza a escasear el oro", advirtió la responsable.

   A su parecer, la volatilidad de la bolsa y la tendencia bajista del mercado inmobiliario hacen aún más atractiva la inversión en oro, que se ha revalorizado un 25% anual en los últimos cinco años, ganancia que será aún mayor el próximo ejercicio.

   Además, la compañía indica que las inyecciones de liquidez a la banca europea acarrearán un aumento de la inflación y una peligrosa pérdida del valor adquisitivo del papel moneda, lo que redundará en la revalorización del oro. "El oro sube en función de la cantidad de papel dinero que se está imprimiendo en el mundo, cuanto más se imprime, más subirá el precio del oro", argumenta.

   La onza de oro cotizaba hoy a 619 euros (848 dólares) en el mercado de Londres a las 11.00 horas, frente a los 617 euros (845 dólares) a los que se cambiaba al cierre de la sesión anterior.

   Oro Direct cuenta con establecimientos autorizados dedicados en exclusiva a la compraventa de oro de inversión exenta de IVA y con distribución en todo el territorio de la UE, y permite a los clientes comprar este metal precioso según las tarifas referenciadas al precio fijo del oro de Londres, sin intermediarios.