Editor de InmoDiario.
Inmodiario

MADRID, 14 Oct.    El Índice de Precios de Consumo (IPC) no experimentó variación mensual en septiembre, pero la tasa interanual cayó cuatro décimas, hasta el 4,5%, gracias al abaratamiento de los carburantes y de algunos alimentos, como la leche, el pan y la carne de ave, según los datos hechos públicos hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

   Éste es el segundo mes consecutivo en que desciende la tasa interanual de la inflación, tras una escalada que le llevó a alcanzar en julio el 5,3%.

   La moderación en el precio del petróleo -el barril de Brent ha logrado bajar de la barrera de los 80 dólares en los últimos días- ha contribuido a que el IPC regrese a tasas inferiores, siendo el dato de septiembre el mejor desde el pasado mes de abril, cuando la inflación consiguió bajar hasta el 4,2%.

   Pese al descenso de la tasa interanual, la inflación aún está lejos del objetivo para todo el año (2%) y es 1,8 puntos superior a la de septiembre de 2007, cuando los precios se situaron en el 2,7%.

   El Gobierno esperaba que el abaratamiento del crudo se trasladara a los datos del IPC, sobre todo a partir del mes de agosto. En ese mes, la inflación cayó cuatro décimas, hasta el 4,9%, y el dato adelantado para septiembre avanzaba un nuevo descenso.

   En concreto, el INE estimaba que el IPC Armonizado (IPCA), que suele coincidir con la tasa de IPC general, se reduciría en septiembre hasta el 4,6%. Aunque ha sido así en el caso del IPCA, la tasa general ha registrado una reducción mayor, situándose en el 4,5%. La previsión del Ejecutivo es que si la tendencia bajista del petróleo se mantiene y no hay sorpresas, el IPC acabará el año por debajo del 4%.

   La caída de la inflación interanual en septiembre se debió al comportamiento del transporte, que ha reducido casi un punto y medio su tasa anual respecto a agosto, hasta el 7,2%, como consecuencia del abaratamiento de los carburantes y lubricantes, cuyo precio se ha reducido este año en contrasta con el ascenso que experimentaron en septiembre de 2007.

   También ha influido en esta variación los alimentos y bebidas no alcohólicas, con un descenso en siete décimas de su tasa anual, hasta el 6,1%, gracias a que los precios de la leche, el pan y la carne de ave han aumentado menos que hace un año.

   Por su parte, la inflación subyacente (que no incluye los precios de los productos energéticos ni de los alimentos no elaborados) se situó en septiembre en el 3,4%, una décima menos que en agosto, mientras que el Indicador de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) alcanzó el 4,6% interanual, tres décimas menos que en el mes anterior, coincidiendo con los datos adelantados por el INE a finales del mes pasado.