Editor de InmoDiario.
Inmodiario

Madrid, 13 oct. Después de abrir las ofertas de los licitadores admitidos para el acondicionamiento de la Delegación Especial de Madrid, por un importe cercano a los dos millones de euros, la Agencia Tributaria les ha comunicado que no puede ejecutar las obras por falta de presupuesto y que, por tanto, renuncia a la ejecución de las obras.

Eso si, les comunica amablemente la posiblilidad de recurrir su decisión y les dice que ya pueden retirar la garantia aportada y la documentación. Aunque no dice nada de abonar los gastos ni de los daños y perjuicios ocasionados.

La cuestión es: La Agencia Tributaria saca a concurso unas Obras; pide todo tipo de garantias y avales; exige una documentación enorme; y una vez realizado el concurso y solo pendiente de adjudicación dice que lo siente pero que no tiene dinero. Eso es dar ejemplo.