Editor de InmoDiario.
Inmodiario

   MADRID.  La Comunidad de Madrid exigió hoy al Ministerio de Fomento el mismo trato que a Barcelona después de que el Consejo de Ministros haya aprobado el Plan de Cercanías para la capital catalana con más de 4.000 millones de euros, y le pide que cumpla con su compromiso y saque adelante el plan para Madrid con 5.000 millones de euros.

   El consejero de Transportes e Infraestructuras, José Ignacio Echeverría, pidió al Gobierno central que no margine a Madrid a la hora de repartir las inversiones estatales, "como es habitual hasta la fecha", y reclamó, de nuevo, la puesta en marcha de un Plan de  Cercanías "suficiente y consensuado", análogo al de Barcelona.

   Echeverría indicó que en materia de Cercanías, el departamento que dirige Magdalena Álvarez no sólo no invierte en Madrid, sino que además "boicotea sistemáticamente" los proyectos que ha puesto en marcha el Ejecutivo que preside Esperanza Aguirre, para construir las nuevas líneas de tren entre Torrejón de Ardoz y Chamartín, Majadahonda y Moncloa o Móstoles y Navalcarnero, con una inversión de 1.200 millones.

   Así, recordó los seis planes "virtuales" de Cercanías que ha presentado el Gobierno socialista, que a día de hoy siguen sin hacerse realidad. "En los presupuestos de 2009 del Gobierno central únicamente se prevé una partida de 500.000 euros para la redacción del Plan de Cercanías de Madrid", añadió.

   Mientras, Echeverría apuntó que el Ejecutivo autonómico ha planteado en múltiples ocasiones al Ministerio de Fomento la puesta en marcha de un Plan de Cercanías pactado entre las dos Administraciones, sin que hasta ahora haya obtenido respuesta.

   Ante esta situación, la Comunidad considera vital dar un impulso a la red de Cercanías, con actuaciones que deben ser acometidas por el Ministerio de Fomento a través de RENFE y ADIF, y que el Gobierno regional ha cifrado en más de 5.000 millones de euros hasta 2012.

   De hecho, el responsable de Transportes hizo hincapié en las necesidades que tiene la red de Cercanías de la Comunidad de Madrid, y ha pedido 90 kilómetros más de ferrocarril regional, con 18 estaciones nuevas, la remodelación de otras 11 y 31 aparcamientos disuasorios en los alrededores.

   No obstante, felicitó a los barceloneses porque finalmente se anuncien las inversiones que necesitan, y expresó su deseo para que finalmente se conviertan en realidad en los plazos previstos y "no resulten un engaño, como muchos temen". En todo caso, espera que también se dé una respuesta rápida a las demandas de los madrileños, que son "igualmente urgentes".