Editor de InmoDiario.
Inmodiario

MADRID, 9 Oct.  El ex presidente del Banco Hipotecario Julio Rodríguez aseguró hoy que el sector inmobiliario tocará fondo durante el cuarto trimestre del año, después de un año y medio de crisis, y apuntó que este "punto más bajo" del ciclo podría durar un semestre o hasta un año más. Estas previsiones son el resultado, dijo, de la irrupción de la crisis financiera en lo que venía siendo el "ajuste suave" del sector.



   Así lo aseguró durante su intervención en una jornada sobre 'Perspectivas del Mercado de la Vivienda en España', organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE), en colaboración con la Fundación Rafael del Pino, en la que describió un panorama poco halagüeño para final del año.


   Así, la falta de liquidez reducirá el crédito al promotor del 33% de media entre 1998 y 2007 al 9%, y el hipotecario del 19,9% al 6,5%. Así, el año se cerrará con no mas de 900.000 hipotecas en un contexto de tipos reales del 5,75%.



   Además, la iniciación de viviendas caerá hasta los 250.000 inmuebles, frente a una creación de hogares de 460.000 unidades. En este punto, Rodríguez advirtió de que el ritmo de creación de hogares y, portanto, la demanda potencial, podría reducirse por el deterioro de las pespectivas de empleo y el escaso ritmo de avance de la renta disponible de los hogares, que actualmente es del 1%.



   Por otro lado, indicó que este año se acabarán 700.000 nuevas viviendas por los proyectos ya comprometidos, una cifra similar al 'stock' de viviendas sin vender.



UN AJUSTE VIA PRECIOS.



   Según dijo Rodríguez, el empeoramiento de la crisis financiera, con la restricción del crédito a los promotores y a las familias, ha sido determinante en el recrudecimiento de la crisis en el sector.

   En este punto, Rodríguez precisó que "el ajuste será más rápido cuanto más flexibles sean los precios", momento en el que pronosticó que el precio de la vivienda aumentará un 1% en el conjunto del año. A la espera de que esto ocurra, Rodríguez confió también en que la demanda de alquiler aumentará en los próximos trimestre, mientras que en el mercado de la compra será la vivienda usada urbana la que antes empiece a reactivarse.



   Otra de las cuestiones que podrían ayudar a la reactivación del mercado, apuntó, podría ser el incremento de la renta disponible de los hogares, directamente conectada a los tipos de interés. En este sentido, consideró que la reciente bajada de los tipos no tendrá un efecto de reducción del Euríbor tan acusado como la disponibilidad de liquidez. "Estamos en un momento más de falta de liquidez", precisó para añadir a continuación que la bajada de tipos "ayudará, pero no tendrá tanto impacto como cabría esperar en una situación normalizada".



   En cuanto al Plan Estatal de Vivienda para los próximos cuatro años que aún está en elaboración, el ex presidente del Banco Hipotecario envió tres recomendaciones al Ministerio de Vivienda: simplificar las actuaciones de viviendas protegidas, asegurar su financiación actualizando las condiciones de los préstamos y corregir las "corruptelas" asociadas a la VPO.