Editor de InmoDiario.
Inmodiario

MADRID, 8 Oct. El secretario de Estado de Economía, David Vegara, adelantó hoy que la incertidumbre económica internacional permite anticipar que el ajuste de la economía española continuará los próximos meses, y que "incluso podrá recrudecerse" si empeora el ajuste del sector de la construcción residencial, que se ha acentuado en los últimos meses.

   Así lo puso de manifiesto en la Comisión de Presupuestos del Congreso de los Diputados, donde recordó que las economías desarrolladas, entre ellas España, atraviesan una situación "extremadamente difícil" por la coincidencia de diversas perturbaciones que han llevado al Gobierno y a diversos organismos internacionales a revisar sus previsiones de crecimiento.

   En este sentido, recordó que la economía española creció en el primer trimestre de forma aún importante, mientras que entre abril y junio vivió un "verdadero frenazo" debido al crecimiento intertrimestral cercano a cero, tasas que, según Vegara, se repetirán los próximos trimestres.

   Entre los factores que han provocado el frenazo de la economía, el secretario de Estado destacó las turbulencias financieras que se iniciaron el pasado verano en EE.UU. y que han desembocado en una crisis financiera internacional. A su juicio, estos problemas se han intensificado en las últimas semanas, tal y como se ha visto en algunas entidades americanas y europeas, aunque frente a ello las autoridades han puesto en marcha medidas para reestructurar la industria financiera.

   Asimismo, se refirió al precio del crudo y al encarecimiento de materias primas, que han provocado repuntes de la inflación y deterioros de la renta disponible de los hogares, factores que han afectado "muy negativamente" al comercio y al crecimiento en muchos países. No obstante, consideró que las bajadas del precio del crudo han permitido que los expertos reduzcan sus expectativas de inflación hasta el 3,5% para el cierre de 2008.

   Para Vegara, estos factores son los que han provocado la desaceleración de la economía en España, provocando la pérdida de impulso de la demanda nacional, la desaceleración del consumo privado y la caída de la formación bruta de capital fijo, por la pérdida de dinamismo de todos sus componentes, sobre todo de la inversión residencial.

   Además, reconoció que todos estos factores han afectado de "forma significativa" al mercado de trabajo, a pesar de que la población activa continúa creciendo, llevando a la tasa de paro a alcanzar el 10,4% en el segundo trimestre, tendencia que, según Vegara, continuará en el tercer trimestre del presente ejercicio.

   Tras repasar la actualidad macroeconómica, recordó que los Presupuestos del Gobierno contemplan esta "intensa desaceleración" de la economía al situar el crecimiento en el 1,6% en 2008 y en el 1% en 2009, aunque confió en que el ajuste toque fondo en 2009 para después iniciar una senda de recuperación. Según Vegara, el cuadro macro que contemplan los PGE es "razonable" teniendo en cuenta la información disponible en estos momentos.

EFECTOS "SIGNIFICATIVOS" DE LA CRISIS.

   No obstante, a su juicio, el escenario macroeconómico está sujeto a "diversos riesgos" tanto externos como internos, como la incertidumbre sobre duración de la crisis financiera que, de prolongarse en el tiempo, podría tener efectos significativos, a pesar de que España está capacitada para superar este periodo, ya que dispone de diversos elementos de fortaleza.

   Señaló como principales retos de la economía española el ajuste de la construcción, el déficit por cuenta corriente, y el diferencial de precios con la UE, al tiempo que destacó el potencial, las capacidades y los elementos positivos que deben ayudar a superar el contexto actual, como el importante proceso de inversión de los últimos años o la resistencia del sistema financiero, gracias al mejor comportamiento de las entidades bancarias en España y a la "labor prudente" del Banco de España en los últimos meses.

   Por todo, reconoció que España afronta un "periodo difícil" que se debe superar en un "tiempo razonable" gracias a las fortalezas de la economía, a pesar de que las perturbaciones exteriores han sido y seguirán siendo "importantísimas".

   Finalmente, recordó las iniciativas que ha puesto en marcha el Ejecutivo para hacer frente a la crisis económica, que pretenden actuar sobre la vulnerabilidad de la economía, no comprometer la sostenibilidad de las cuentas públicas, responder a los fallos del mercado sin sustituirlo y asegurar dos prioridades del Ejecutivo: el gasto social y la protección social.

INTERVENCIÓN ESTATAL DELIMITADA.

   Entre las medidas destacó las diversas bajadas de impuestos, iniciativas para mejorar la liquidez de empresas o para favorecer el acceso a la financiación y aquellas que pretenden contrarrestar fallos del mercado y que cuentan con un claro interés social. En este sentido, insistió en que es "imprescindible" que la intervención del sector público esté "bien delimitada", porque el Gobierno no puede abandonar un principio fundamental del libre mercado y es que las cuentas de resultados de las empresas son competencia de las propias empresas.

   Finalmente, Vegara aseguró que el Gobierno seguirá actuando con medidas estructurales que influyan en la composición del crecimiento, como la I+D, las infraestructuras o las reformas en sectores estratégicos como la energía, las telecomunicaciones o los transportes, con el objetivo de mejorar la composición de la actividad económica para que sea más equilibrada y sostenida.

   "España se enfrenta a dificultades importantes y 'shocks' que crean un panorama extremadamente exigente para agentes económicos y para la política económica, pero dispone de fundamentos sólidos y está preparada para afrontar este periodo", concluyó.