Editor de InmoDiario.
InmodiarioEl portavoz de la Plataforma para la Defensa del Transporte por Carretera, Antonio Llanos, advirtió hoy de que el sector iniciará un paro "antes de 90 días, sin fecha determinada ni previo aviso" en toda España con el fin de reivindicar que las empresas respeten los costes mínimos de explotación que tienen que pagar a los camioneros y para protestar contra los abusos y las sanciones "desproporcionadas". En este sentido, en declaraciones a Europa Press, Llanos aseguró que la plataforma prevé iniciar acciones legales contra las empresas que no cumplan lo fijado por el Observatorio de Costes, el órgano que fija las tarifas de obligado cumplimiento, tras obtener un fallo favorable de la Audiencia Provincial de Córdoba en una sentencia "auténticamente revolucionaria". Así, la justicia se pronuncia "por primera vez", contra la cargadora Cunext Cooper Industries de Córdoba, principal fabricante de España de hilo de cobre, por una actitud "desleal" hacia los trabajadores por "imponerles precios por debajo de coste y paralizaciones sin indemnización bajo amenaza de ruptura de las relaciones comerciales". Por lo tanto, resolvió condenar a la empresa a "cesar en la mencionada conducta". No obstante, a pesar de que Llanos celebró el fallo, criticó que la empresa "no quiere acatarlo". "Por desgracia, el problema es que no hay una normativa sancionadora", lamentó, y censuró a la cargadora porque "van a recurrir la sentencia para alargar el tema". "Es una nueva burla a los transportistas", reprobó, aunque informó de que los trabajadores están bloqueando a la empresa, en el sentido de que "nadie quiere trabajar para ellos". En clave autonómica, indicó que en Galicia "también hay empresas de éstas", que pagan por debajo de lo estipulado a sus transportistas, aunque ninguna ha sido por el momento denunciada. No obstante, Llanos no descarta denunciar "a todos los cargadores abusivos por la vía legal". Además, indicó que en la Comunidad gallega, la "mayoría" de las empresas tienen "esta actitud", y citó a las de tableros y aglomerados, y a las de hierro, que "llevan desde siempre abrasando a los transportistas".REIVINDICACIONES Las reivindicaciones "innegociables" de los transportistas agrupados en la Plataforma pasan por evitar los "abusos" con los que las grandes superficies "humillan" a los trabajadores, a los que obligan a cargar y descargar los camiones, a pesar que no pueden hacerlo. Además, reclaman que se eliminen las sanciones "desproporcionadas" como la de la multa de 4.600 euros por superar en 10 minutos el tiempo de conducción, que suponen "una ruina para la economía familiar". "Hay casos todos los días", lamentó el portavoz de la Plataforma. El precio del transporte es otro de los puntos clave, el "caballo de batalla" de la negociación que podría evitar una nueva huelga en un sector que es "el motor de la economía". "No es para ganar nada, es para cubrir el gasto", exigió, al tiempo que recordó que "está fijado por ley", por lo que solicitó al Gobierno central "inspección y sanción" para los que contraten por debajo de los costes.HUELGA En cuanto al inicio de la huelga, Antonio Llanos evitó fijar una fecha, puesto que "aún no está decidido", y emplazó esta resolución a las votaciones en urna de las 44 bases que la Plataforma tiene en España, organizadas desde el paro de junio. No obstante, sí avanzó que tendrá lugar antes de 90 días y que se desarrollará "sin previo aviso". Además, estará formada por 1.000 huelgas simultáneas y con paralizaciones en los pasos fronterizos con Francia y Portugal; en el corredor mediterráneo --Algeciras, Málaga, Motril, Murcia, Alicante, Valencia, Tarragona, Barcelona--, por donde transita "mucha mercancía"; en el corredor cantábrico, desde Galicia por todo el norte; por la Ruta de la Plata; y por los nodos "más sensibles", como son Benavente o Tordesillas. Todos estos puntos, por lo tanto, funcionarán como lugares de concentración de transportistas, aunque descartó que se vayan a llevar a cabo "acciones violentas"; y lamentó que el Gobierno, por "su incompetencia y su desidia, no quiera ver que si se para el asfalto, se para la nación". Precisamente, en Galicia, señaló al sector primario como el que se verá "más afectado" por la huelga, puesto que "impactará de lleno" en los productos "básicos" en la economía gallega, procedentes del sector agrícola, ganadero, lácteo y pesquero que se transportan únicamente por carretera. "Al igual que el 90 por ciento de los artículos que consumimos", aseguró, al tiempo que explicó que "por suerte o por desgracia", en España "no hay ninguna estructura alternativa que cubra el servicio de transporte: ni ferroviaria, ni marítima, ni aérea".