Editor de InmoDiario.
Inmodiario

CERDANYOLA DEL VALLÈS (BARCELONA), 20 Nov.    Ceràmiques Sugrañes ha presentado ante la Conselleria de Trabajo de la Generalitat un expediente de regulación de empleo (ERE) que afecta a 84 de los 130 empleados de la fábrica de Cerdanyola del Vallès (Barcelona).

   La compañía atribuyó esta decisión a la situación de crisis del mercado y al traslado forzoso de la fábrica para permitir la implantación del futuro Parque de la Ciencia del Centro Direccional.

   El gerente de Ceràmiques Sugrañes, Joan Costa, explicó que se ven obligados a extinguir el contrato a 84 trabajadores, ya que a principios de año la empresa iniciará el traslado a Vallmoll (Tarragona), donde implantarán una tecnología de última generación que requiere menos mano de obra.

   Costa concretó que una parte de los afectados no tenían la intención de desplazarse a 100 kilómetros, por lo que el expediente afectará principalmente a aquellos que tenían previsto abandonar la empresa debido al cambio "forzoso".

   El ERE contempla una indemnización de 28 días por año trabajado y un máximo de 22 mensualidades para los trabajadores despedidos, mientras que los que se acojan al traslado recibirán 300 euros brutos durante 24 meses.

   Los trabajadores expresaron su desacuerdo con el documento entregado con acciones de protesta como el corte de la carretera que une Cerdanyola con Sant Cugat del Vallès (Barcelona) durante algunos minutos, concentraciones frente a la fábrica y participación en las manifestaciones de Barcelona de las últimas semanas.