Editor de InmoDiario.
Inmodiario

MADRID, 19 Nov.    El perfil medio del cliente de una hipoteca inversa es una mujer viuda de 75 años, con hijos, propietaria de una vivienda de 400.000 euros y con necesidades económicas debido a una ajustada pensión, según se desprende de los datos propios de Vitaliza, empresa especializada en soluciones globales para los mayores.

   En cuanto a la cantidad que obtiene por la suscripción de una hipoteca inversa, está en una media de unos 1.000 euros mensuales, cantidad que destina a sufragar los gastos derivados de la vida diaria y del disfrute del tiempo libre, o bien, en el caso de personas en situación de dependencia, a atender sus necesidades sociosanitarias.

   Asimismo, en una mayoría de los casos, este cliente de la hipoteca inversa solicita adelantos para cancelar pequeñas hipotecas o pagar otro tipo de préstamos. Además, el perfil medio del cliente tiene una necesidad de asesoramiento financiero que va aparejada a una necesidad de asesoramiento sobre los recursos sociales existentes.

   Asimismo, antes de contactar con una empresa especializada en el asesoramiento para mayores, como Vitaliza, suele tener muy poca información del producto y muy distorsionada respecto a la realidad, ya que normalmente cree que al realizar una hipoteca inversa vende su casa, situación que no se ajusta a la realidad.  

   La hipoteca inversa es un producto pensado para que las personas mayores de 65 años puedan obtener una renta mensual de su patrimonio inmobiliario sin perder la propiedad del inmueble. De este modo, se garantiza que el propietario solicitante de esta modalidad de hipoteca siga siendo el titular del piso y pueda seguir viviendo en su casa mientras percibe esta renta o incluso alquilarla para obtener otros ingresos extra.  

   A su fallecimiento, los herederos pueden decidir entre conservar la propiedad pagando la deuda directamente o constituyendo un nueva hipoteca, o vender la vivienda quedándose con el dinero sobrante después de pagar la deuda de la hipoteca.

   Según Vitaliza, la hipoteca inversa se ha convertido en una solución para los mayores, en un momento en el que los inmuebles representan el 80% del patrimonio de las familias y la pensión media que abona la Seguridad Social ronda los 723 euros al mes y, en concreto, para la de viudedad los 530 euros.