Editor de InmoDiario.
InmodiarioMADRID, 26 Sep. El presidente de Asprima y único candidato a la presidencia de la patronal de los promotores (APCE), José Manuel Galindo, advirtió hoy de que la caída de las compraventas de viviendas en el mes de julio (26,3%), aunque ya es "bastante significativa", podría verse incrementada en los próximos meses. La razón es que "el dato no pondera lo que puede pasar con la vivienda nueva", ya que "recoge solamente las operaciones ante notario, que son ventas que se han producido con anterioridad". Así, el frenazo de las ventas de vivienda nueva no se reflejaría por el momento en toda su intensidad, según Galindo. En declaraciones a la entrada de una jornada sobre "La financiación de la empresa inmobiliaria", organizada por Asprima, Galindo aseguró que esta caída de las ventas "es la preocupación" de los promotores en estos momentos", puesto que retrasa la necesaria absorción del "stock" de viviendas sin vender y paraliza su actividad. Por ello, instó a "tomar medidas que pasen por el sector inmobiliario para que la economía se reactive". "Estamos viendo en EE.UU. que de lo que se trata es de que se recupere el sector inmobiliario, de manera que de nuevo exista liquidez y movimientos en el sistema financiero", recalcó. En este sentido, tras calificar de "valientes" las iniciativas anticrisis que se están poniendo en marcha al otro del Atlántico, Galindo dejó caer que, aunque en España no hay hipotecas "subprime", "si se inyectara liquidez en el sistema financiero y eso tuviera también que ver con la dinamización del sector inmobiliario sería una de las medidas a tomar". A continuación, Galindo hizo un guiño al comisario europeo para Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, quien recientemente acusó a los empresarios de querer "socializar las pérdidas después de haber privatizado los beneficios", y aseguró que "no se trata de socializar las pérdidas" sino de inyectar liquidez en los productos que tengan más retorno a la economía y que "el retorno que puede tener la construcción es un aspecto importante". Ahora bien, el presidente de Asprima se mostró consciente de que "el problema" que plantean estas maniobras es la deuda que generan, por lo que consideró que el Gobierno lo que tiene que hacer es "valorar cuál es este equilibrio y cuáles son los beneficios que puede tener una inyección de liquidez en el sistema frente a un incremento de la deuda". En este punto, Galindo reconoció que "si se supiera cuanto dinero habría que inyectar la solución sería fácil". "Todo tiene una contrapartida positiva y otra de coste. Se trata de intentar ver cual es este equilibrio", apostilló.LAS TASADORAS EN EL PUNTO DE MIRA. Por otro lado, y a la espera de que la Asamblea General de la APCE del próximo día 21 octubre le ratifique como nuevo presidente, Galindo aseguró que se encuentra trabajando con el que será su equipo para presentar un paquete de propuestas encaminadas a buscar soluciones en coordinación con el resto de los "actores de la novela" y partiendo del reconocimiento de que tanto el ladrillo como el sistema financiero son dos sectores "vulnerables". En este punto y tras reiterar, como otras veces, la necesidad de incrementar el diálogo con las administraciones públicas y las entidades financieras, Galindo llamó la atención sobre el papel que han de desempeñar tanto los inversores como las tasadoras, especialmente éstas últimas. "Ahora es muy importante la valoración de los activos porque tiene que ver con la valoración de los fondos propios", señaló antes de añadir que, por ejemplo, sería conveniente que el suelo se valorase a partir de su "valor residual".