Editor de InmoDiario.
Inmodiario

 VALLADOLID, 18 Nov.    La Coordinadora Territorial de Castilla y León de Unión, Progreso y Democracia (UPyD) rechazó la "fusión" política de las cajas de ahorro de Castilla y León y acusó a la Junta de posponer el proceso de elecciones en las cajas a diciembre de 2009 con el objeto de "ganar tiempo" para "continuar practicando una inaceptable política de tutela e injerencia en las decisiones de los consejos de administración de las entidades de ahorro regionales".

   En un comunicado recogido por Europa Press, la formación política apostó por la "progresiva despolitización" de las cajas y su conversión en sociedades y se manifestó contra la "fusión" de las entidades "mientras el proceso siga siendo teledirigido por los partidos políticos lejos de las reglas del libre mercado y de la libre competencia".

   El partido, en la línea expresada "reiteradamente" por la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), considera que las fusiones de entidades son positivas cuando tienen un carácter "exclusivamente económico", es decir, cuando suponen "mayor músculo financiero y reducción de costes a través de las economías de escala" y, en este punto, calificaron de "extemporánea" la propuesta de la Junta sobre la integración de las cajas.

   "Ha sido desde el primer momento confusa, pues lo que en principio fue un proyecto de gran Caja de Castilla y León al final ha acabado convirtiéndose en una idea más o menos difusa de grupo de cajas que ha hecho aflorar no sólo el recelo y la desconfianza de los dirigentes de las entidades más sólidas y fuertes sino que ha desatado una plétora de declaraciones localistas convirtiendo en el centro del debate la ubicación de la futura sede del grupo", destacaron desde la formación.

   A su juicio, la "falta de definición y de concreción" del proyecto de integración de las Cajas "ni siquiera ha encontrado apoyos sólidos en los consejos de administración de las propias cajas" puesto que los propios responsables de las seis entidades implicadas han encontrado al menos "insuficiente" el borrador de trabajo entregado por el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera.

   "UPyD entiende que el modelo a seguir para una integración de las cajas pasa por una fusión de carácter horizontal, como la que se impulsó desde Caja Salamanca para la fusión con Caja Soria en la que accionistas e inversores, libremente, y sin injerencias ni intromisiones políticas, decidieron fusionar sus respectivos consejos de administración", reiteraron desde la formación.

"REPARTIRSE" EL CONTROL

   El procedimiento impulsado por la Junta, según el partido, no responde a un "verdadero interés financiero legítimo" de sus accionistas sino que es impulsado "de manera directa y activa" desde las cúpulas del PP y del PSOE "con el único objetivo de repartirse el control de los diferentes consejos de administración".

   "UPyD no está dispuesta aceptar una fusión de cajas disfrazada de benévola que en realidad encubre un aumento del control político sobre las cajas, un control que, sin lugar a dudas, será más eficaz mediante una concentración financiera", subrayó el partido.

  "La función de las cajas de ahorro en España y en particular en Castilla y León ha quedado desde hace mucho tiempo obsoleta en un mercado cada vez más globalizado en el que actúan como únicas entidades financieras titulares todavía de privilegios atávicos, una situación que las convierte en una anomalía insólita en el seno de la Unión Europea", aseguraron en el comunicado.

   En su opinión, el hecho de que las cajas de ahorros permanezcan aún bajo la custodia de organismos regionales y consistorios locales permite que sus decisiones empresariales "estén constantemente tuteladas por los partidos políticos" de manera que la duración de los consejos de administración "está marcada en el tiempo por la duración de las legislaturas y no por los resultados económicos o por la eficacia e innovación".

   "Las cajas de ahorros en Castilla y León se han convertido en un instrumento de financiación de los partidos políticos e incluso en cómodas entidades de crédito para las instituciones, que encuentran en las cajas una vía de fondos cuasi ilimitada para compensar su progresivo y preocupante endeudamiento", concluyeron desde UPyD.