Editor de InmoDiario.
InmodiarioMADRID, 26 Sep. España debería reducir el gravamen del Impuesto de Sociedades y situarlo por debajo del 25% para alcanzar un coste de capital similar al del resto de Europa, puesto que la penalización de los servicios empresariales impide la realización de nuevos proyectos de inversión de las empresas con recursos propios. Así lo pone de manifiesto el Instituto de Estudios Económicos (IEE) en un comunicado, en el que recuerda que en España el gravamen de Sociedades alcanza el 30% y se sitúa "claramente por encima" del de la mayoría de los países europeos, cuya media se situará en el transcurso de este año en el 23,6%, según datos de Eurostat recogidos por el Instituto. Por países, Malta alcanza la cifra más elevada, con un tipo impositivo del 35%, seguido de Francia (34,4%) y Bélgica (34%). A continuación se sitúa Italia, a pesar de haber reducido el gravamen hasta el 31,4%, y después España y Reino Unido, ambos con el 30%. También por encima de la media europea están Alemania, aunque ha reducido la imposición sobre Sociedades desde un 38,7% hasta un 29,8%, Luxemburgo con un 29,6%, Suecia (28%), Portugal (26,5%), Finlandia (26%), los Países Bajos (25,5%) y Dinamarca, Austria y Grecia, todos con un tipo impositivo del 25%. En cambio, once de los nuevos miembros de la UE cuentan con un gravamen más beneficioso para las empresas, al situarse por debajo del promedio. Así, en Eslovenia el tipo de Sociedades es del 22% y Hungría, la República Checa y Estonia tienen unos tipos impositivos en torno al 21%. Finalmente, Polonia y Eslovaquia comparten un 19%, mientras que Rumanía se queda en un 16%, Lituania y Letonia en un 15%, Irlanda en un 12,5% y Chipre y Bulgaria, con un 10%. Además, el IEE recordó que desde mediados de los años 90, los tipos máximos de gravamen sobre Sociedades han bajado notablemente en muchos países de la Unión Europea.