Editor de InmoDiario.
Inmodiario

MADRID, 13 Nov.    Bolsas y Mercados Españoles (BME) ha remitido al Ministerio de Economía y Hacienda un informe en el que propone una serie de medidas de política fiscal destinadas a incentivar la inversión en empresas de pequeña y mediana capitalización que lleguen a cotizar y se financien mediante ampliaciones u OPVS en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB), informó hoy el 'holding'.

   Esta propuesta contribuiría al impulso inicial y al desarrollo del Mercado Alternativo Bursátil (MAB), fortalecería el crecimiento de las empresas familiares, apoyaría el lanzamiento de nuevos proyectos y permitiría la apertura accionarial de este tipo de empresas, según explicó BME.

   Asimismo, el 'holding' indicó que ya se han remitido informes similares a las autoridades económicas de las Comunidades Autónomas de Cataluña, Galicia, Madrid y Valencia, que de manera complementaria están estudiando líneas de ayudas económicas a las pymes para facilitar su acceso al MAB, y que se han iniciado contactos con otras comunidades autónomas.

   Las pymes representan el 99% del total de las empresas del país y suponen el 80% del empleo y crean el 65% del PIB. El apoyo a este tipo de empresas resulta especialmente oportuno en las actuales circunstancias en las que pueden tener mayores dificultades que la gran empresa a la hora de obtener crédito y, en consecuencia, mostrar una mayor vulnerabilidad a los efectos negativos de la crisis económica.

   El informe remitido se basa en un planteamiento adecuado al modelo tributario español y sus características, y hace notar que los incentivos fiscales asociados al MAB que se sugieren tendrían un coste recaudatorio muy reducido, mientras que su eficacia y contribución sería muy alta, especialmente en un periodo de desaceleración económica, explicó BME.

MEJORAR EL TRATAMIENTO DE LOS DIVIDENDOS.

   En lo referente al Impuesto sobre Sociedades, BME propone la mejora en el tratamiento de los dividendos y plusvalías de forma asimilada a los beneficios fiscales concedidos al capital-riesgo.

   El informe contiene otras propuestas como la exención o bonificación en el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados para las compañías que amplíen capital, o la aplicación de incentivos fiscales para la transmisión sucesoria de acciones de sociedades incluidas en el MAB.

   Asimismo, plantea la asimilación de este mercado alternativo a los mercados secundarios de valores en cuanto a la normativa fiscal, para evitar posibles discriminaciones.

   Entre las medidas que propone el informe respecto del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF) se encuentra la deducción en la cuota íntegra de dicho impuesto en el caso de particulares pequeños ahorradores que invirtiesen de forma estable y no especulativa en compañías del MAB, así como el diferimiento de las plusvalías si se reinvierte en una compañía del MAB.

   Los incentivos fiscales gozan de una especial receptividad entre los inversores a la hora de sus decisiones de inversión y se han demostrado como uno de los instrumentos de mayor eficacia para el desarrollo de los mercados alternativos que ya existen en Europa, especialmente el Alternative Investment Market (AIM) británico.

   El Mercado Alternativo Bursátil para Empresas en Expansión (MAB), creado por BME para dar respuesta a valores que por sus especiales características requieren un tratamiento singularizado, recibió el visto bueno de la CNMV a la normativa de su funcionamiento en marzo y cuenta ya con 16 Asesores Registrados que valorarán la idoneidad de las empresas y les asistirán en la elaboración de su información.

   Este segmento viene a sumarse a los ya existentes desde mayo de 2006, donde actualmente cotizan más de 3.300 SICAVs y, desde junio de 2007, para entidades de capital riesgo.