Editor de InmoDiario.
Inmodiario

MADRID, 12 Nov.    La Asociación Nacional de Afectados por el Impacto del Tráfico Aéreo, integrada por afectados por el ruido del aeropuerto de Barajas, denunció hoy que Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) no ha preservado los pasillos aéreos de las rutas de los aviones que sobrevuelan la región para evitar la contaminación acústica a favor de los intereses urbanísticos.

   La ampliación del aeropuerto de Barajas propició el diseño de nuevos pasillos aéreos que permitió que la ciudad de Madrid y otros municipios afectados crecieran en altura. Sin embargo, según la asociación, AENA ha ido permitiendo diversas construcciones urbanísticas, con sus preceptivos informes favorables, que han dado con el traste con la totalidad de las servidumbres aéreas utilizadas para aislar el ruido producido por los aviones de Barajas.

   Antes de que las Cuatro Torres se construyeran en plena Castellana, ese espacio aéreo estaba reservado para rutas de emergencia de las aeronaves que se dirigían hacia Barajas y no podían aterrizar por el tráfico aéreo. Pero AENA, según la asociación, emitió un informe favorable a eliminar esta zona de servidumbres aéreas y permitió la construcción de estos cuatro rascacielos, desviando la ruta de los vuelos frustrados hacia otras zonas que hasta entonces no habían padecido la afectación acústica.

   "La solución al ruido de Barajas está en los pasillos aéreos o en el cambio de rutas. En el caso de los pasillos, AENA ha cedido a los intereses urbanísticos y no los ha preservado, mientras que el cambio de rutas no hace más que desviar el ruido hacia otra zonas", apuntó la abogada María Ángeles López Lax de Afectados por el Impacto del Tráfico Aéreo.

   La asesora de dicha asociación se mostró escéptica sobre cómo AENA pondrá solución al ruido que afecta a la urbanización Ciudad Santo Domingo tras la sentencia del Tribunal Supremo que obliga al Ministerio de Fomento a adoptar medidas en este sentido.

   López Lax recordó que los vecinos de la urbanización Ciudad Santo Domingo, en Algete, sufrían la contaminación acústica de la configuración sur y norte de Barajas, pero lograron que AENA desviase la última hacia un servidumbre de afectación sonora que había en una zona de San Sebastián de los Reyes. Sin embargo, AENA autorizó al poco la construcción de una urbanización en la llamada 'Dehesa Vieja' a cambio de que incluyesen una clausula de advertencia a los vecinos acerca de que podían sufrir ruidos para que en el futuro no les reclamasen esa cuestión.

   La letrada de la asociación, en la que se incluyen afectados de aeropuertos de Barcelona, Bilbao, Alicante y Zaragoza, puso el acento en que la Ley de Navegabilidad Aérea contempla que haya servidumbres acústicas para implantar pasillos aéreos en tierra --verticales a los aviones-- a fin de no permitir construir en estas zonas. En vez de ello, denunció, AENA se ha dedicado a hacer transacciones con los Ayuntamientos para "supeditar los intereses urbanísticos" a los pasillos aéreos, sin preservar ninguno de los contemplados cuando se amplió el aeropuerto.