Editor de InmoDiario.
Inmodiario

MADRID, 10 Nov.    La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, anunció hoy que en el proyecto de Ley de medidas fiscales para 2009 que el Gobierno regional llevará a la Asamblea la próxima semana se suprime totalmente el Impuesto de Patrimonio en la Comunidad de Madrid.

   Aguirre, que hizo este anuncio durante la inauguración del XI Congreso Nacional de la Empresa Familiar, recordó que Madrid ha sido la primera región de régimen común que suprimió el Impuesto de Sucesiones y Donaciones de padres a hijos, cónyuges y parejas de hecho y la primera comunidad en rebajar un punto el IRPF.

   "Es obligación de los Gobierno impulsar las reformas necesarias para fomentar la competitividad y el crecimiento, especialmente en tiempos de crisis, por lo que el Ejecutivo regional procura poner en práctica hasta donde llegan sus competencias las reformas económicas que necesita España", remachó.

   La jefa del Ejecutivo autonómico manifestó que la Administración que preside comparte la misma legislación básica en materia administrativa fiscal y laboral que el resto de España, e insistió en que Madrid necesita "reformas estructurales" para, entre otras cosas, seguir generando empleo.

   Por ello, abogó por iniciativas como el control del absentismo laboral, "doble en España que en el conjunto de los países europeos", o por acciones como que los préstamos que los socios tienen que dar a sus empresas no tributen a tipo parcial.

   Aguirre respaldó una vez más la necesidad de afrontar reformas estructurales porque, a su entender, "no es razonable que España siga manteniendo el tipo medio real del Impuesto de Sociedades en el 30% cuando en Irlanda está al 12,5% o en los países del Este, como Estonia, está al 10%".

   También indicó que este hecho es "menos razonable aún" cuando España tiene el segundo índice exterior "más abultado" del mundo solo por detrás de Estados Unidos. "Esto es una prueba de la falta de competitividad en España", añadió.

REFORMAS ECONÓMICAS

   La dirigente regional apuntó que la Comunidad de Madrid, en el ámbito de sus competencias, ha puesto en marcha diversas reformas económicas que han permitido, entre otras cosas, que en el primer semestre del año el 80% de la inversión extranjera de España haya recalado en Madrid. "Lo que vale para Madrid vale para el resto de España; solo es cuestión de voluntad política", apostilló.

   La presidenta madrileña indicó que Madrid "está mejor preparada" que otras regiones para resistir los efectos de la crisis y explicó que "no es casualidad" que la región tenga el mayor Producto Interior Bruto (PIB) per cápita de España por encima de los 32.000 euros "superior a los de los países de la Unión Europea salvo Irlanda y Luxemburgo en el periodo 2000-2007".

   No obstante, subrayó que la región "no es una isla", por lo que es necesario seguir generando confianza y apoyar a quienes "generan empleo y riqueza", es decir, a los empresarios, las pymes y los emprendedores. "Ante empresarios, creo que un político debe ser humilde y reconocer que son ustedes quienes crean, con su talento y esfuerzo, el empleo, la riqueza y bienestar del que se beneficia la sociedad", argumentó.

   A su juicio, es importante que los empresarios encuentren el clima institucional, político y social favorable para poner en práctica ideas y proyectos. Por eso, consideró que las políticas que está emprendido el Ejecutivo autonómico en materia económica "ahorran a los empresarios problemas y les proporciona seguridad jurídica y estabilidad".

   En este sentido, recordó el convenio firmado hace unos días entre el Banco Europeo de Inversiones (BEI), Caja Madrid, La Caixa, BBVA y el Gobierno regional para ofrecer 360 millones de euros a las pymes madrileñas con problemas de liquidez, o la línea de créditos por valor de 75 millones impulsada por Avalmadrid para las pequeñas y medianas empresas.

AGUANTAR LA CRISIS

   En la apertura del Congreso también intervino el presidente de ADEFAM, Jesús Macarrón, quien aseguró que la Comunidad de Madrid es una de las regiones más dinámicas y vanguardistas de España y una de las que mejor está aguantando la crisis gracias, según dijo, a una combinación del esfuerzo de los empresarios y de las políticas económicas del Gobierno regional.

   "Uno de los grandes factores para nuestras empresas ha sido la rebaja o supresión de impuestos llevada a cabo por el Ejecutivo autonómico, como ha sucedido con los tributos de sucesiones y donaciones, IRPF o Patrimonio", apuntó Macarrón, quien añadió que a la prosperidad económica madrileña también ha contribuido la apuesta de la Administración regional por la inversión privada como motor de progreso.

   El presidente de Adefam manifestó que las empresas se ven obligadas a ajustar la actividad en lugar de emprender nuevos proyectos y recordó que las crisis "solo se superan tras grandes procesos de ajustes". "Madrid va a sortear esta crisis, que va a ser larga, mejor que España", agregó.

   Asimismo, advirtió que la actual situación de crisis económica necesita un acuerdo de fuerzas política y agentes sociales para garantizar la viabilidad de las empresas, poniendo a su disposición líneas de crédito que garanticen su actividad. A su juicio, es necesario que tanto el Gobierno regional como el central "faciliten financiación inmediata a empresas y familias".

   También reclamó medidas que incentiven la actividad económica y que generen confianza en el consumidor, que permitan la internacionalización de las empresas, que impulsen las políticas orientadas a estimular la oferta, lo que, apuntó, significa recortar impuestos.

   Además, abogó por seguir practicando la austeridad real en el gasto público, flexibilizar el mercado laboral, incentivar las contrataciones, controlar el absentismo y focalizar las acciones de Gobierno orientándolas a la economía real, entre otras cosas.

LA EMPRESA FAMILIAR, BALUARTE DE LA ECONOMÍA

   Mientras, el presidente del Instituto de la Empresa Familiar, Juan Roig, reivindicó el poder de la empresas familiar como "baluarte" para salir de la crisis que atraviesa el país, al tiempo que pidió consenso a las fuerzas políticas para intentar solventar al situación. "No hay que preguntarse quién ha provocado la crisis, sino que hay que trabajar juntos para salir de ella", argumentó.

   Roig afirmó que se ha tardado tiempo en reconocer la crisis, por lo que se ha perdido una oportunidad para actuar contra ella "con rapidez", lo que ha provocado que se agravara. También sostuvo que hasta ahora "se ha dado más importancia a la economía financiera que a la real".

   Desde su punto de vista, "la locomotora económica se ha parado" y lo único que parece que se ha mantenido ha sido el turismo. Por ello, indicó que si no se adoptan decisiones inmediatas, los "preocupantes" niveles de paro se dispararán todavía más.

   Para salir de la crisis, Roig abogó por mejorar la productividad, apostando por la formación de las personas que, según reseñó, "son el principal recurso del país", así como fomentar la flexibilidad laboral, acabar con el absentismo laboral, impulsar el funcionamiento del sector público para que sea "ágil y productivo".

   También insistió en la necesidad de que los empresarios "se aprieten el cinturón, tomen decisiones, reduzcan costes y bajen precios, "uno de los grandes éxitos para salir de la crisis", a su juicio. "No es preciso cada año ganar más dinero que el anterior", recalcó.