Editor de InmoDiario.
Inmodiario

 MADRID, 9 Nov.    Los visados para la restauración y reforma de edificios, una de las apuestas del Gobierno para mantener la actividad del sector y frenar la pérdida de empleos en el tajo, alcanzaron las 23.837 unidades hasta agosto, un 1,3% menos que en el mismo periodo de 2007, según datos del Ministerio de Fomento.

   Los visados de reforma y restauración del Ministerio de Fomento recuentan los permisos otorgados para acometer obras futuras de modificación sobre viviendas, con vaciado del edificio conservando sólo la fachada, o sin vaciado, sin que varíe la superficie construida.

   Además, la cifra de visados de rehabilitación de viviendas concedidos en los ocho primeros meses del año alcanzó las 18.635 unidades, ligeramente por debajo de los 18.748 permisos registrados en igual periodo de 2007.

   El Gobierno sostiene que la rehabilitación de edificios puede ser una vía para frenar el "goteo del paro", como señaló la ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, durante su comparecencia ante la Comisión de Vivienda del Congreso del pasado jueves.

   Tanto es así, que el nuevo plan estatal ha sido rebautizado con el nombre de Plan Estatal de Vivienda y Rehabilitación 2009-2012 e incluirá desde el impulso de la recuperación de las áreas urbanas hasta ayudas dirigidas a erradicar la infravivienda y el chabolismo.

LA OBRA PÚBLICA Y LA VPO TAMPOCO RESPONDEN.

   En paralelo al impulso de la rehabilitación, el Gobierno pretende que la obra pública vaya también al rescate del sector de la construcción y absorba parte del desempleo.

   Sin embargo, el volumen de obra pública promovida por el Gobierno central hasta agosto sumó 11.081,83 millones de euros, lo que supone un descenso del 36,6% en relación al mismo periodo de 2007, según datos de la patronal de grandes constructoras Seopan.

   Las comunidades autónomas son la única administración que elevó la licitación de obra pública. En total, las distintas regiones sacaron a concurso proyectos por un total de 9.662,73 millones de euros, un 7,6% más y el 35% del total, frente al 40% de la Administración Central.

   En cuanto a la administración local (ayuntamientos, diputaciones y cabildos), sacó a concurso proyectos por 6.913,52 millones, un 13% menos y el 25% del total.

   Con la rehabilitación en retroceso y la obra pública en horas bajas, el Ministerio de Vivienda mantiene su apuesta por la construcción de viviendas protegidas para mantener la actividad en el sector. En este caso, el mercado tampoco está a la altura de las expectativas del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero, si bien parece haber repuntado en los últimos meses.

   Únicamente se han iniciado 16.206 viviendas protegidas hasta junio, lo que supone un incremento del 4,3% respecto al segundo trimestre del año anterior.

   De mantenerse este ritmo inversor, las viviendas protegidas iniciadas en 2008 no sobrepasarían las 40.000, lejos de las 150.000 que haría falta construir al año de media para cumplir el compromiso electoral del Gobierno de levantar 1,5 millones de viviendas protegidas en los próximos diez años.

   Con todo, el Ministerio de Vivienda ya ha abierto el plazo para acudir a la oferta pública de adquisición de suelo, a través de la entidad pública Sepes, por la que, según los cálculos del Ejecutivo, se podrán construir entre 15.000 y 20.000 nuevas viviendas protegidas.