Editor de InmoDiario.
Inmodiario

MADRID, 4 Nov.    La familia Franco, antigua copropietaria de Codere, procederá a la venta de las acciones de la compañía de juego correspondientes al principal accionista de la empresa, la familia Martínez Sampedro, si no se cierra un acuerdo sobre la operación de compra antes del próximo 13 de noviembre, informó hoy la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

   En una carta remitida hoy a los principales accionistas de Codere, los hermanos Franco, Joaquín y Jesús, han comunicado su intención de proceder a la venta de esta participación, un total de 17,88 millones de acciones y que representan el 71% del capital de la compañía, "en el caso de que no se produzca ningún acuerdo desde este momento hasta la fecha fijada".

   La familia Martínez Sampedro anunció la pasada semana que no podía hacer frente en el plazo al segundo pago de la deuda contraída con la familia Franco en 2006 por la compra de su participación en la empresa de juego, aunque indicó que había iniciado contactos para estudiar alternativas, sin que se hubiera alcanzado todavía ningún acuerdo.

   Según el acuerdo cerrado en 2006, cualquiera de las partes podía iniciar el proceso de venta de las acciones de Codere, titularidad directa o indirecta de los Martínez Sampedro.

   A finales de septiembre, la familia Martínez Sampedro, no descartó la venta de su paquete accionarial en el grupo en caso de no poder hacer frente a este pago.

   "A fecha actual, no ha vencido todavía el periodo de gracia para el pago del segundo pago aplazado a los Franco, si bien los Martínez Sampedro están valorando las distintas alternativas existentes, que podrán dar lugar, en su caso, al inicio del proceso de venta a partir del 31 de octubre de 2008", señalaron.

   En marzo de 2006, Masampe Holding, la sociedad controlada por José Antonio, Luis Javier y Encarnación Martínez Sampedro, adquirió un total de 18,986 millones de títulos de Codere a Jesús y Joaquín Franco --18,882 millones de acciones-- y a Intermediate Capital Investment --1,104 millones de acciones--, por un importe total aproximado de 391 millones de euros.

   En el contrato de compra se especificó que esta cantidad se abonaría en tres fases, siendo la primera un abono en efectivo de 41 millones de euros. Después, los Martínez Sampedro tendrían hasta el 30 de abril de 2007 para realizar un desembolso de 162 millones de euros, mientras que los 187 millones de euros restantes podrían abonarse hasta el 30 de abril de 2008 --ambos con un periodo de gracia de seis meses--.

DEUDA POR 176 MILLONES.

   En la actualidad, los principales accionistas de Codere adeudan únicamente el segundo plazo de la compra a la familia Franco, por importe de 176 millones de euros más los intereses generados por la demora, que deberían ser entregados antes del 31 de octubre.

   De producirse la venta, el 41% de lo recaudado correspondería a la familia Franco -de acuerdo con su participación en el capital social de la compañía en 2006- cantidad que además sustituiría a la adeudada por los Martínez Sampedro.