Editor de InmoDiario.
Inmodiario

MADRID, 4 Nov.    Las organizaciones de autónomos ATA y UPTA pidieron hoy al Instituto de Crédito Oficial (ICO) que permita a los trabajadores por cuenta propia, de manera excepcional y durante un periodo de dos años, solicitar ayudas para circulante, siempre que las operaciones estén basadas en descuentos comerciales con suficiente solvencia a juicio de la entidad financiera.

   Así lo pusieron de manifiesto ambas organizaciones en un comunicado, tras reunirse hoy con el presidente del ICO, Aurelio Martínez y pedir medidas excepcionales para los trabajadores por cuenta propia ante la crisis, igual que lo están recibiendo las grandes corporaciones financieras o industriales.

   Las organizaciones propusieron algunas modificaciones en las líneas ICO, al menos con carácter provisional, para superar las dificultades que tienen los autónomos para acceder a alguna de las líneas debido, entre otras cosas, a que tienen más dificultades para ofrecer las garantías que ofrecen las entidades financieras o al desconocimiento de los propios agentes económicos.

   En concreto, apostaron por denominar 'ICO-Autónomos' a la línea ICO-Emprendedores por razón de imagen, al tiempo que resaltaron la necesidad de que esta línea cuente con unos fondos de al menos 200 millones para transferir a la línea ICO-Pyme con una partida de 100 millones de euros para inversiones, otra de 50 millones para avales y garantías y otra de 50 millones de euros para circulante y refinanciación.

   Además, pidieron que esta línea asuma una partida de avales directos y garantías para nuevas inversiones y que los trabajadores por cuenta ajena puedan acogerse a ayudas para la refinanciación cuando estén afectados por concursos de acreedores.

   Por otro lado, ATA y UPTA consideraron que la línea ICO-Microcréditos debería sufrir una profunda modificación de manera que su gestión corresponda totalmente al ICO y que se eleve su dotación hasta los 50 millones de euros.

   Finalmente, propusieron crear una línea de colaboración con el Ministerio de Vivienda que podría denominarse ICO-Locales de Negocio, con el objetivo de financiar la rehabilitación de locales comerciales susceptibles de ser explotados para el comercio, la hostelería o como oficinas diversas.