Editor de InmoDiario.
Inmodiario

MADRID, 4 Nov.    El presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, aseguró hoy que la economía española registrará un crecimiento negativo del 0,5% en el año 2009 motivado por el ajuste de la construcción, la debilidad del gasto de las familias y la paralización de los proyectos empresariales, al tiempo que estimó que el paro podría repuntar hasta el 17% en 2010 por causa de la crisis económica.

   Así lo puso de manifiesto Díaz Ferrán en los 'Desayunos Informativos' de Europa Press, donde calificó de "malísima" la cifra de paro registrado en el mes de octubre (192.658 parados más), y aventuró un empeoramiento de la situación en 2009, año en el que el número de desempleados superará los tres millones y la tasa podría alcanzar el 15%.

   En esta misma línea, alertó de otro posible aumento de la tasa de desempleo en 2010 a pesar de ser el año en el que se iniciará la recuperación económica, ya que, a su juicio, el empleo tarda más en recuperarse que la propia actividad. Así, consideró que la tasa podría situarse cerca del 17% si no se toman las medidas adecuadas.

   Sobre la cifra de paro registrado conocida hoy, Díaz Ferrán insistió en se trata de un dato "malísimo" que "entristece a todo el mundo" y que exige la puesta en marcha de medidas "valientes" por parte del Ejecutivo orientadas a la economía de mercado, la competencia y la flexibilidad, tal y como siempre propone la patronal.

   "Nosotros necesitamos esas medidas para crear puestos de trabajo", indicó, tras mostrarse convencido de que una parte importante de la cifra que ha publicado hoy el Ministerio de Trabajo e Inmigración es consecuencia del número de empresas que han tenido que ir a concurso de acreedores en los últimos días o meses.

   Teniendo en cuenta el dato conocido hoy y la evolución de otros factores, el presidente de la patronal aseguró que España no podrá "evitar la recesión", aunque situó la recuperación económica en la primera parte del año 2010 gracias al esfuerzo de ahorro de familias y empresas, al descenso del crudo y su influencia en la inflación y a la "deseable normalización" del sistema financiero y de crédito.

FACTORES QUE "AHOGAN EL CRECIMIENTO".

   A su juicio, hay cuatro factores que "ahogan el crecimiento" de la economía española: la crisis financiera internacional, la debilidad de la economía mundial, el notable repunte de la inflación y el desplome del mercado de la vivienda, con su consecuente efecto en el empleo y en otros sectores vinculados a esta actividad.

   Además, España es "especialmente vulnerable" a la crisis por su elevado endeudamiento, la necesidad de financiación, el alto peso del mercado inmobiliario en la economía y la dependencia energética, circunstancias que, según Díaz Ferrán, han llevado a numerosos organismos nacionales e internacionales a revisar las previsiones españolas y a dibujar crecimientos negativos para los próximos trimestres.

   Ante esta situación, el presidente de la patronal destacó la necesidad de llevar a cabo numerosas reformas "imprescindibles y valientes", que "hay que aplicar" para devolver la confianza a empresas y familias y que la CEOE incluirá en un documento que presentará previsiblemente en la próxima asamblea de la patronal, que se celebrará el 11 de diciembre.

   Entre las propuestas, Díaz Ferrán destacó la necesidad de crear un marco fiscal "adecuado" que permita el desarrollo de las empresas y la aparición de nuevos emprendedores, a través de diversas iniciativas que incluyen la supresión del Impuesto del Patrimonio, del Impuesto de Sucesiones y Donaciones y el de Actividades Económicas, manteniendo en cualquier caso las deducciones a las empresas por la I+D. "Bajar impuestos no significa recaudar menos", indicó.

NEGOCIACIÓN COLECTIVA, LA PRÓXIMA SEMANA.

   En cuanto al mercado de trabajo, destacó la necesidad de avanzar hacia un nuevo modelo de negociación colectiva en el que los salarios se vinculen a la productividad y no a la inflación, y adelantó que la CEOE se reunirá con las organizaciones sindicales la próxima semana para abrir esta negociación de cara al año 2009, algo "fundamental" teniendo en cuenta las dificultades que habrá que afrontar.

   En esta línea, resaltó una vez más la importancia de afrontar nuevas condiciones de inicio y extinción de contratos desde el acuerdo y en el diálogo social, reduciendo el coste del despido y acercándolo a las medias europeas a través de fórmulas "imaginativas, inteligentes y transparentes", que no perjudiquen a los trabajadores y que permitan fomentar la creación de empleo. "Yo creo que nada es imposible, es cuestión de trabajar en ello", subrayó.

   Asimismo, apostó por seguir trabajado en la flexibilización del aparato productivo en el seno del diálogo social,  impulsar los incentivos a las empresas para la formación de empleados, promover la Formación Profesional, aumentar la entrada de empresas privadas en servicios públicos, mejorar la eficacia de las administraciones, liberalizar algunos sectores, reducir las trabas empresariales y llevar a cabo otras iniciativas orientadas a reducir el absentismo laboral en España.

LA CRISIS FINANCIERA MÁS IMPORTANTE DE LA HISTORIA.

   Según el presidente de la patronal la situación económica mundial se ha convertido en el objetivo de principal preocupación para muchos, entre ellos la CEOE, ya que existe una coincidencia casi total de que se trata de la crisis financiera "más importante de la historia de la economía".

   Indicó que el origen de la misma se puede situar en EE.UU. y los "excesos permitidos", aunque recordó que los mercados hoy en día son globales y que ni Europa ni el resto de países se pueden quedar aislados de las dificultades económicas, por lo que consideró que se trata de una crisis global, cuya máxima premisa es la incertidumbre y la desconfianza sobre el alcance de la misma y las entidades implicadas. "Hoy en día es imposible determinar las consecuencias de esta crisis en la economía mundial", indicó.