Contenidos Notas de Prensa Vídeos
Bienvenido al nuevo buscador de InmoDiario. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • ¿Listo para comenzar?
  • El grupo inmobiliario que necesitas para tu éxito empresarial en un sector con alta rentabilidad
  • En un solo Click publica en los mejores portales y Apps de clasificados e inmobiliarios
  • InmoDiario

    La Comunidad de Madrid ha entregado en los primeros cuatro meses del año, entre enero y abril, 151 viviendas a jóvenes y familias en situación de especial necesidad. Se trata de viviendas en alquiler o alquiler con opción a compra por las que los inquilinos pagan una renta muy reducida y adaptada a sus circunstancias particulares, con el objetivo de solucionar el problema de acceso a la vivienda que cada vez afecta a más colectivos.


    De esta forma, el Gobierno regional continúa facilitando el acceso a una vivienda a los ciudadanos y familias con mayores dificultades económicas, gracias a una ambiciosa política que se adapta a las nuevas necesidades surgidas en la sociedad con motivo de la crisis.

    Como resultado, el año pasado la Comunidad entregó 1.000 viviendas de estas características con una cuota adaptada a los ingresos de los adjudicatarios. Además, redujo la renta a 5.000 inquilinos del IVIMA y más de 2.000 del IRIS que han visto reducidos sin ingresos, para adaptarla a sus nuevas circunstancias.

    Al respecto, cabe destacar que con motivo de la crisis el perfil de familias que se encuentran en riesgo de exclusión se ha diversificado, puesto que muchas personas que hasta ahora no habían tenido problemas económicos se encuentran actualmente en esta situación porque han perdido sus empleos.

    Además, en muchos casos han sufrido un desahucio o ya no pueden hacer frente al pago de un alquiler, por lo que el acceso a una vivienda de precio reducido resulta fundamental para que puedan superar la situación difícil en la que se encuentran y empezar una nueva vida.

    En el caso de las viviendas para jóvenes, además, el Gobierno regional ha modificado la normativa para permitir el acceso a las mismas a personas que superan la edad máxima establecida anteriormente, 35 años, pero que cumplen el resto de los requisitos de renta, aunque lo jóvenes siguen teniendo prioridad.

    Esta iniciativa también ha respondido a las nuevas necesidades de la sociedad, como demuestra el hecho de que muchos ciudadanos que superan esa edad han solicitado estas viviendas. En concreto, en estos primeros meses del año se han entregado 124 viviendas a familias en situación necesidad y 27 a jóvenes.

    Se trata de viviendas que son propiedad del Instituto de la Vivienda de Madrid (IVIMA) y el Instituto de Realojamiento e Integración Social. Además, la Comunidad de Madrid colabora con ONGs como Cáritas para facilitar el acceso a la vivienda a familias que están atravesando una situación especialmente difícil.
     

  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar