Contenidos Notas de Prensa Vídeos
Bienvenido al nuevo buscador de InmoDiario. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
Publicado por Redacción en Stock Inmobiliario el 06-06-2017
Temas sareb
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • ¿Listo para comenzar?
  • En un solo Click publica en los mejores portales y Apps de clasificados e inmobiliarios
  • El grupo inmobiliario que necesitas para tu éxito empresarial en un sector con alta rentabilidad
  • InmoDiario

    Tras realizar una revisión exhaustiva de activo por activos, la Sareb ha devuelto a los bancos que recibieron ayudas públicas en 2012 y 2013 activos tóxicos o ha ajustado a la baja el precio de la transmisión por un importe superior a los 1.000 millones.

    La última subsanación, a Banco Mare Nostrum, que recibió 23,7 millones de pisos y créditos al promotor que había traspasado en su momento a la compañía que preside Jaime Echegoyen. Estas devoluciones se producen porque los activos no cumplen con los requisitos fijados por la regulación para la transferencia, de inmuebles por encima de 100.000 euros de empresas -no de particulares- y créditos con un nominal que sobrepase los 250.000 euros.

    En los últimos años la Sareb ha realizado una revisión activo por activo para comprobar que el traspaso de los mismos se había realizado correctamente, ya que este se hizo en bloque mediante unos precios medios tasados por el Banco de España y las autoridades comunitarias.

    Lo devuelto no representa un porcentaje elevado importante, ya que supone en conjunto un 2% de los inmuebles y la financiación de heredó la Sareb, que sobrepasaba los 50.000 millones. Eso sí, en algunos casos, la cifra es mucho más elevada, como en Banco de Valencia, que llega al 8,58% de la cartera o en CatalunyaCaixa, que roza el 5%.

    La subsanación ha permitido a la Sareb a reducir algo más el volumen de deuda. Tomó los activos a cambio de bonos, que se irán amortizando de manera paulatina hasta 2027, cuando la sociedad se liquide una vez haya vendido la totalidad de los inmuebles y de los préstamos. En la actualidad, su deuda es de 40.000 millones, un 21,5% inferior a la que tenía cuando se constituyó.

    Además, ha conseguido reingresar los intereses que ha abonado hasta el momento de la devolución de los activos, más de 3,6 millones de euros en metálico.

    La Sareb explica, en su último informe anual, que ha alcanzado un acuerdo con todas las entidades, salvo con BMN, para renunciar a exigir posteriores ajustes en los precios y en las devoluciones. Estos pactos se acordaron desde 2014, de ahí, que en algunas entidades sólo se haya procedido a una o dos subsanación. Y, por lo mismo, en 2013 y 2014 se produjeron las correcciones en la transmisión del mayor volumen de activos. El año pasado, la cifra se limitó a 70 millones.

    En la mayor red del mundo estamos convencidos que puedes ser el mejor emprendedor inmobiliario.
  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar