Contenidos Notas de Prensa Vídeos
Bienvenido al nuevo buscador de InmoDiario. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
353 Shares
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • El portal de referencia para su cartera de propiedades singulares e inversiones inmobiliarias
  • ¿Listo para comenzar?
  • En un solo Click publica en los mejores portales y Apps de clasificados e inmobiliarios
  • InmoDiario

    El Banco Sabadell sigue insistiendo, por activa y por pasiva, que van a defender a capa y espada la legalidad de las cláusulas suelo de sus hipotecas, al entender que fueron pactadas con los clientes con total transparencia.

    Pero, por lo que pudiera pasar tras la sentencia que está a punto de evacuar el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), sobre la extensión de la retroactividad de las comisiones cobradas de manera ilegal más allá de mayo de 2013, la entidad catalana lleva meses con una campaña para que sus clientes, con préstamos hipotecarios variables -en su mayoría con cláusulas suelo-, accedan a canjearlos por hipotecas a tipo fijo.

    Y la jugada le ha salido a pedir de boca. De los 8.000 millones de euros en hipotecas variables potencialmente canjeables a interés fijo, se han convertido unos 6.500 millones de euros, de manera que la exposición ante lo que pudiera pasar se ha limitado notablemente, a unos 1.500 millones.

    Los préstamos que el Sabadell no ha logrado canjear son aquellos que, o bien los clientes se han negado a la conversión, o aquellos otros que el propio banco no ha creído conveniente abordar el canje debido a que la amortización del préstamo está próximo a su vencimiento total en un plazo inferior a los cinco años.

    Para facilitar el canje, el Banco Sabadell ha otorgado a los clientes un tipo fijo más favorable que el que ofrece al contratar una hipoteca nueva. Si en esta el interés está en torno al 2,2%, en los préstamos convertidos suele bajar del 2%.

    Con el canje a hipotecas fijas, en el nuevo contrato se extingue el suelo hipotecario y el cliente adquiere el compromiso de no emprender acciones legales en el futuro sobre intereses pagados en el pasado.

    El peligro creciente de que las antiguas hipotecas, firmadas con suelos o diferenciales bajos, acaben suponiendo un coste adicional para las entidades las ha motivado para llevar a cabo el máximo de cambios de condiciones posible del actual crédito vivo. Así lo muestran, al menos, los datos de nuevas operaciones de crédito publicados desglosados por primera vez por el Banco de España.

    En abril de 2016, los bancos españoles renegociaron hipotecas por un valor de unos 2.253 millones de euros, cuatro veces más que justo un año antes, cuando los préstamos antiguos para la compra de vivienda con nuevas condiciones apenas suponían unos 565 millones de euros.

    De esta manera, el peso de las renegociaciones de hipotecas ha crecido tanto que ya supone el 15% del crédito vivo total concedido en España, frente al 8% que suponía hace tan solo un año.

    Disfruta de la rentabilidad del mercado inmobiliario desde 50? y en un solo clic
  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar