Contenidos Notas de Prensa Vídeos
Bienvenido al nuevo buscador de InmoDiario. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
108 Shares
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • ¿Listo para comenzar?
  • El portal de referencia para su cartera de propiedades singulares e inversiones inmobiliarias
  • En la mayor red del mundo estamos convencidos que puedes ser el mejor emprendedor inmobiliario.
  • InmoDiario

    Las bolsas llevan dos días desplomándose, con el selectivo IBEX 35 habiéndose dejado por el camino 65.000 millones de pérdidas, tras la confirmación del Brexit, el referéndum por el que los británicos han decidido abandonar la Unión Europea. Pero a algunos -no muchos, unos 10.000, los españoles que tienen su hipoteca en divisa referenciada a la libra - les ha venido Dios a ver con la caída de la moneda británica.

    Para estos hipotecados, que la libra pierda valor frente al euro les beneficia sobremanera, y se lo hace con una depreciación cercana al 10% miel sobre hojuelas, como sucedió el pasado viernes.

    Y es que el préstamo hipotecario se contrata, en este caso en libras esterlinas, pero como el salario o la renta del hipotecado es en euros, se produce una suerte de arbitraje entre ambas cotizaciones. Es decir, que en apenas un día las cuotas a pagar por los hipotecados en moneda británica han experimentado una sustancial reducción.

    Se debe al modo de funcionamiento de este tipo de préstamos hipotecarios. Cuando se promocionaron y firmaron estas hipotecas, a finales de la década pasada, la teoría decía que el euro era la moneda que se comportaba comparativamente de una manera más fuerte, lo que beneficiaba por tanto a la hora de pagar en otra divisa. Sin embargo, en la práctica, la cosa no ha sido así.

    La crisis del euro desatada a raíz de la posibilidad de que Grecia abandonara la zona euro desató las tensiones en deflacionarias en la zona de la moneda única, lo que unido a los años de recesión y de políticas expansivas produjeron una fuerte depreciación de la misma durante los últimos años. Una depreciación que ha supuesto fuertes encarecimientos en las cuotas de las hipotecas de aquellos que incluyeron fórmulas de multidivisa.

    Al margen del tipo de divisa con la que se firmase, las hipotecas multidivisa se han visto envueltas en polémica desde hace años. La mala evolución del euro desde el inicio de la crisis y el escaso conocimiento financiero de los firmantes de estos préstamos ha desatado un frente judicial contra estos productos y en el que la justicia está fallando en general a favor de los afectados.

    Las principales empresas, los líderes más influyentes, los temas más candentes, networking. Participe
  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar