Contenidos Notas de Prensa Vídeos
Bienvenido al nuevo buscador de InmoDiario. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • El grupo inmobiliario que necesitas para tu éxito empresarial en un sector con alta rentabilidad
  • ¿Listo para comenzar?
  • Te enviamos contactos cualificados y te ofrecemos herramientas para diferenciarte de la competencia
  • InmoDiario

    Madrid. Según Ofita, se están produciendo cambios increíbles en el diseño de los espacios de trabajo.  Las empresas están acometiendo proyectos innovadores que responden a las formas actuales de trabajar que se basan en mucha colaboración y trabajo en grupos por los que los antiguos cubículos y las grandes salas de reuniones ya no son siempre adecuados. 

    Actualmente la tendencia es minimizar los espacios cerrados y los despachos. Para favorecer la comunicación, el trabajo en equipo y la creatividad, las empresas optan hoy por espacios abiertos; los entornos de trabajo tienden a socializarse, bien sea con espacios compartidos por equipos o con zonas comunes.

    Explica Ofita que los espacios comunes deben ser prioritariamente flexibles y adaptables, de tal manera que puedan variar según las necesidades de cada momento (reuniones cortas y esporádicas de numerosas personas, se compaginan con períodos de trabajo más prolongados en grupos de reducido tamaño, por ejemplo).

    Con los nuevo diseños, las empresas logran mejoras de la productividad: se eliminan barreras a la comunicación, se optimiza el espacio y se crea un clima que incrementa la motivación y el sentido de pertenencia de los empleados. Este último factor es especialmente tenido en cuenta por las empresas, conscientes de que un entorno de trabajo ilusionantes es clave para la fidelización de su talento.

    Una  tipología en auge son los espacios informales: zonas de club semejantes a las salas ejecutivas de los aeropuertos, cafeterías, billares,  espacios de descanso, etc. Su finalidad es fomentar las relaciones entre los empleados, humanizar las oficinas, favorecer la creatividad y aumentar la calidad de vida en el trabajo.

    Por otra parte, la mayor flexibilidad y movilidad, así como un mayor trabajo en equipo hacen que cada vez más gente pase menos tiempo en un puesto de trabajo concreto (esté o no dentro de la oficina), cuestionando en ocasiones el tradicional ratio 1 trabajador = 1 puesto de trabajo.

    Por esta razón, cada vez más empresas recurren a alternativas a los puestos de trabajo personalmente asignados. El despacho individual cede el testigo a la mesa compartida. Estas nuevas soluciones les permiten una utilización más racional del espacio, que se diseña y distribuye en función de la presencia real de los trabajadores y no de su número absoluto.

    El “desk-sharing” (un puesto de trabajo es compartido por varias personas que trabajan en distintos turnos) es una de las alternativas más extendidas. Pero la tendencia es hacia sistemas de oficina flexibles en los que los empleados no tienen un puesto en la oficina, sino que se les asigna uno cuando acuden a ella.

    Es el sistema de no territorialidad: no existen espacios asignados a personas, sino una elaborada oferta de diferentes puestos de trabajo que permite adaptar mejor los espacios a nuestros procesos y dinámicas de trabajo.

    En resumen, señala Ofita, las oficinas están viviendo una auténtica revolución. Las empresas más avanzadas están implantando oficinas totalmente diferentes a las que hemos conocido hasta ahora. Algunas avanzan incluso hacia  el concepto de organizaciones celulares, basadas en equipos de trabajo muy autónomos que favorecen la colaboración, la creatividad y la corresponsabilidad de sus integrantes.


     

    El grupo inmobiliario que necesitas para tu éxito empresarial en un sector con alta rentabilidad
  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar