Contenidos Notas de Prensa Vídeos
Bienvenido al nuevo buscador de InmoDiario. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
56 Shares
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • El grupo inmobiliario que necesitas para tu éxito empresarial en un sector con alta rentabilidad
  • En la mayor red del mundo estamos convencidos que puedes ser el mejor emprendedor inmobiliario.
  • ¿Listo para comenzar?
  • InmoDiario

    El sector inmobiliario ha hecho sus deberes después de la última crisis inmobiliaria. El sector, afirma Jesús Duque, vicepresidente de la red Alfa Inmobiliaria, con 128 agencias franquiciadas en España, y 88 oficinas más a nivel internacional, está cada día más especializado e institucionalizado, lo cual ayuda enormemente a su consolidación. A la vez cada día empleamos más y mejor las nuevas tecnologías, y las condiciones para acceder a la financiación son más favorables que nunca.

    No obstante, al término de un 2017 que comenzó con la amenaza de una burbuja inmobiliaria, y que concluye en compás de espera, con la incertidumbre de cómo le afectará el problema catalán, los particulares se debaten entre comprar ahora o esperar a que amaine la tormenta.

    Ante esta situación, la red Alfa Inmobiliaria ha recogido las Seis Claves que marcarán al sector durante los próximos doce meses. Estas son sus principales conclusiones:

    1. Los precios medios continuarán creciendo, pero moderadamente. Alfa Inmobiliaria espera que el mercado de la vivienda siga incrementando sus precios. "Estamos aún, afirma Duque, un 30% por debajo de los percios existentes antes de la crisis de 2009". La compañía espera suaves incrementos y, sobre todo, con una clara dispersión de precios, que variarán enormemente en función de la ubicación del inmueble.

    2. Madrid y Valencia se consolidan como las plazas de mayor interés para el comprador. Ambas capitales ofrecen la ventaja de contar con normalidad política, estabilidad empresarial, y un tejido urbano y cultural consolidado. Por este motivo, se esperar que, junto con algunas capitales de provincia y zonas turísticas de referencia puedan encarecerse hasta en dos dígitos a lo largo de 2018.

    3. Aún hay precios a la baja. El mercado inmobiliario ha entrado en un nuevo ciclo alcista, en el que ya no todo vale. Por esta razón, muchas promociones proyectadas antes de 2009, que en muchos casos se están entregando ahora, algunas en las periferias de las ciudades, en zonas mal comunicadas o con pocos servicios e infraestructuras, pueden ofrecer importantes descuentos al comprador.

    4. Si la idea es comprar para hacer una pequeña inversión, cuidado. Tras una etapa de extraordinario dinamismo, a futuro parece difícil obtener las rentabilidades alcanzadas en los últimos 20 meses. Además, recientemente Hacienda ha anunciado que próximamente gravará las plusvalías en la venta de propiedades adquiridas hace menos de un año, por lo que comprar una vivienda para rehabilitar, con el fin de venderla por algo más de lo invertido, será cada vez menos rentable.

    5. Las viviendas de lujo se concentran en el centro de Madrid . Todos los datos evidencian que el mercado inmobiliario español, y especialmente el madrileño, está en el punto de mira de los inversores internacionales, principalmente fondos de inversión de Reino Unido, Francia y Alemania, además de diversos inversores privados mexicanos y venezolanos.

    Esta tendencia está ocasionando el incremento de los precios en todas las zonas adyacentes a aquellos edificios que, rehabilitados o no, están generando mayor interés por parte de socimis, inversores o sociedades patrimonialistas, que se está dejando seducir por las nuevas oportunidades que ofrece el ladrillo.

    Nuestra recomendación para todos aquellos particulares interesados en comprar o vender, es que estén atentos a esta tendencia que va a modificar los precios de muchos edificios madrileños por encima de la media del mercado.

    6. Ante el envejecimiento de la población, la compra en nuda propiedad recupera puntos. Se denomina Nuda Propiedad a la compra de una vivienda a una persona mayor que se reserva el usufructo hasta su fallecimiento y cobra el importe de la venta a la firma de la operación. Esta opción, que puede ser de gran interés para el vendedor, permite al comprador adquirir una vivienda por debajo de su precio de venta, pero con la condición de que quizá tenga que esperar 10 o 15 años para adquirir el pleno dominio.

    Con todo ello, concluye Duque, "Nuestras expectativas son que el sector crezca un 4% anual aproximadamente en el conjunto del país, y con algunas dudas más en Cataluña, donde tendremos que esperar unos meses para ver la evolución de la situación".


  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar