Contenidos Notas de Prensa Vídeos
Bienvenido al nuevo buscador de InmoDiario. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • Te enviamos contactos cualificados y te ofrecemos herramientas para diferenciarte de la competencia
  • En la mayor red del mundo estamos convencidos que puedes ser el mejor emprendedor inmobiliario.
  • ¿Listo para comenzar?
  • InmoDiario

    Según un estudio elaborado por el portal inmobiliario www.pisos.com en función de la antigüedad de las viviendas, los inmuebles de segunda mano más caros son los que tienen más de 50 años, con un precio medio de 257.518 euros. Este dato contrasta con el resultado obtenido en 2016, cuando los más caros fueron los que tenían menos de cinco años, con un precio medio de 217.423 euros. Sin embargo, el valor de estos pisos de reciente construcción ha caído un -19% frente al año pasado, dado que su precio medio actual es de 175.625 euros, siendo los más asequibles en 2017. Los pisos de más de cinco décadas fueron los segundos más baratos en 2016, con un coste de 183.055, siendo su precio actual un 41% más alto.

    Los siguientes más baratos son los que tienen entre 30 y 50 años, con un coste medio de 201.393. Esta categoría fue la más barata en 2016, con 157.564 euros, registrando una subida del 28% de un año a otro. El tercer lugar entre las viviendas con el precio más reducido lo ocupan los pisos de entre 5 y 10 años, que también lograron esta posición en 2016. No obstante, mientras que su precio medio el pasado ejercicio fue de 185.647, este año cuestan 222.251 euros de media, lo que arroja una subida del 20%.

    Volviendo al ranking de los más caros de 2017, el segundo lugar lo ostentan las viviendas de entre 20 y 30 años (244.854 euros), que han subido de precio un 17% frente al año pasado; y el tercero, las de entre 10 y 20 años (240.203 euros), que se han encarecido un 23% en el último año. De este modo, estas categorías intercambian sus puestos frente a 2016, cuando las viviendas de entre 10 y 20 años (204.790 euros) fueron las segundas más caras y las de entre 20 y 30 años (198.859), las terceras.

    En 2015, los pisos más caros fueron los que tenían entre 10 y 20 años, con 211.790 euros de media. El segundo lugar lo ocuparon los pisos de más de 50 años, con un precio medio de 196.725 euros. Siguieron en orden descendente los pisos con menos de cinco años (195.777 €), entre 20 y 30 años (195.371 €), entre 5 y 10 años (191.713 €) y, por último, los más baratos fueron los inmuebles entre 30 y 50 años, con un precio medio de 150.526 euros.

    Según Miguel Ángel Alemany, director general de pisos.com, "La ubicación vuelve a colocarse como el factor más decisivo a la hora de fijar el precio de un inmueble", añadiendo que "en el último año, los barrios céntricos han experimentado una notable revalorización, y es precisamente en estas áreas donde se localizan las viviendas que más tiempo llevan en pie". En cuanto a la caída registrada por los pisos de construcción más reciente, el directivo señala que "la producción de obra nueva está recuperándose progresivamente, ofreciendo a los compradores buenas oportunidades en zonas menos consolidadas, pero con grandes expectativas de crecimiento". Por otro lado, el responsable del portal inmobiliario admite que "España tiene una deuda pendiente con la rehabilitación", asegurando que "buena parte del parque edificatorio de nuestro país adolece de serias deficiencias energéticas que habría que solventar".

    Los pisos nuevos más caros están en Baleares y los antiguos, en Madrid

    En el ámbito regional, las viviendas más caras en función de la antigüedad están en Baleares, donde la casa tipo de menos de entre 5 y 10 años tiene el precio más alto: 552.774 euros. Por tanto, la región revalida el puesto de 2016, si bien el récord del año pasado, de 350.495 euros, fue con los pisos de menos de cinco años. En 2015, el liderazgo fue para la casa tipo de entre 10 y 20 años del País Vasco, con un coste de 352.316 euros. Por otro lado, las viviendas más baratas habría que buscarlas en Castilla-La Mancha, donde los pisos de más de 50 años son los más asequibles, con un precio de 84.133 euros. El año pasado los más baratos fueron también estas mismas viviendas, pero ubicadas en La Rioja y con un coste medio de 82.376 euros. En 2015, los más baratos fueron los pisos de entre 30 y 50 años de Castilla-La Mancha, que registraron un precio de 96.914 euros.

    Si analizamos la oferta con más antigüedad, hallaremos los pisos con los precios más elevados en Madrid, al igual que en 2016 y 2015. En la región madrileña, los inmuebles con más de 50 años valen 496.194 euros, un 77% más que el año pasado, cuando arrojaron 281.128 euros de media. Los más baratos dentro de esta categoría son los de Castilla-La Mancha (84.133 euros). Si buscamos los pisos de construcción más reciente, las viviendas de menos de cinco años más caras están en Baleares (396.505 euros), un puesto que el año pasado obtuvo también esta región, aunque por un precio de 350.495 euros, por lo que el coste actual sube un 13%. En 2015, fue el País Vasco (293.547 euros) quien tuvo las viviendas de menos de cinco años más caras. Las casas recientes más baratas están La Rioja (84.207 euros), al igual que el año pasado (135.951 euros), pero arrojando una depreciación del -38%. En 2015, lideraba este ranking Castilla-La Mancha (142.556 euros).

    El 20% de la vivienda de segunda mano tiene entre 10 y 20 años

    Los pisos en venta que más abundan en España son los que tienen entre 10 y 20 años, que suponen el 20% de la oferta total de segunda mano publicada en pisos.com. En 2016, este intervalo también fue líder con el 26% sobre el total. Por detrás, con el 19% de la muestra, están los que tienen entre 30 y 50 años. También fue esta categoría la que obtuvo el segundo puesto en 2016, con un 25% sobre el total del portal. Sin embargo, este intervalo fue el que mayor volumen obtuvo en 2015, con un 26% del total de viviendas usadas anunciadas.

    Por otro lado, los inmuebles más jóvenes, con menos de cinco años, constituyen el 18% del total de inmuebles anunciados, lo que les otorga el tercer puesto. En 2016 estos fueron minoría con un 7%, mientras que 2015 supusieron el 11% de la muestra. Las viviendas con más de 50 años han pasado de representar el 7% en 2015 y el 10% en 2016 al 13% en 2017. Si bien este porcentaje es más alto que en años anteriores, este grupo de viviendas resulta ser el menos numeroso en 2017. El 30% restante viene de la mano de los inmuebles de entre 5 y 10 años, con un 15%; y de los de entre 20 y 30 años, con el otro 15%.

    País Vasco repite como la región donde se concentra el mayor porcentaje de vivienda de más de 50 años, aunque esta cifra ha pasado del 41% al 23%. En 2017, las regiones con menos pisos viejos son Andalucía y Murcia, con el 11% de su correspondiente muestra. En 2016, tan solo llegaron al 5%. En cuanto a las residencias de menos de un lustro, Aragón es la que tiene el parque más joven, dado que el 25% de sus viviendas no supera los cinco años de antigüedad. El año pasado, Galicia fue región con más inmuebles de reciente edificación, con un 13%. La otra cara de la moneda la muestra Canarias, donde el 15% de su oferta de segunda mano en venta tiene esta edad. El año pasado Canarias y País Vasco fueron las regiones donde menos oferta de inmuebles recientes hubo, representando el 4% de su muestra.


    Te enviamos contactos cualificados y te ofrecemos herramientas para diferenciarte de la competencia
  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar