Contenidos Notas de Prensa Vídeos
Bienvenido al nuevo buscador de InmoDiario. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
Ideas eficaces para inversores extranjeros que quieran crear una sociedad en España.
  • Soy licenciada por la universidad rey juan carlos en administracion y direccion de empresas. Actualmente,...
  • ¿Listo para comenzar?
  • En un solo Click publica en los mejores portales y Apps de clasificados e inmobiliarios
  • Disfruta de la rentabilidad del mercado inmobiliario desde 50? y en un solo clic
  • InmoDiario

    Aserline Asesores, una reputada asesoría fiscal establecida en Madrid centro, nos explica de forma detallada, los requisitos previos y consejos para establecer una empresa extranjera en España, y asea mediante una sucursal u oficina de representación.

    En primer lugar, para establecer una empresa en España, es necesario y fundamental que se constituya ante notario. Si dicha constitución se realice mediante representante, se deberá acreditar un otorgamiento de poder a esa persona física para que pueda realizar el procedimiento de constitución de dicha sociedad.

    En segundo lugar, hay que tener en cuenta una serie de documentos que se deberán solicitar a medida que se vaya avanzando en el proceso:

    • Solicitud de Número de identificación fiscal en caso de que sea persona jurídica o bien, el número de identificación extranjero, en el caso de que los administradores y socios sean extranjeros.
    • Solicitud de certificación negativa de denominación. Esto quiere decir, solicitar el nombre de razón social y que éste no se haya adquirido anteriormente.
    • Apertura de cuenta corriente bancaria para proceder al desembolso del capital social de dicha sociedad. Hay que recordad que en España, el capital mínimo de una S.L es 3000 euros.
    • Realizar y formar las escrituras de constitución de la empresa.
    • Solicitud del NIF provisional de la sociedad.
    • Liquidar el impuesto sobre transmisiones patrimoniales.
    • Inscripción en el registro mercantil.
    • Obtención del NIF definitivo.
    • Trámites fiscales y laborales.

    En tercer lugar, otro dato a tener en cuenta es que el poder de representación deberá otorgarse a una persona con legitimación suficiente. Si es una sociedad creada en España, lo habitual es que el poder se otorgue en España. Si es una sociedad extranjera, lo normal es que se otorgue en el país de origen.

    En cuarto lugar, si la sociedad es extranjera y quiere abrirse una sucursal u oficina de representación, hay que hacer entrega al notario de España, una serie de documentos:

    • Los estatutos de la nueva sociedad o sucursal constituida, con el contenido mínimo exigido por la normativa española.
    • Documentos identificativos y legitimadores de las personas que constituyan dicha sociedad aquí en España.
    • La declaración de inversión extranjera. Este documento se llama Aforix y es obligatorio. Es un documento informativo que se deberá presentar ante la Dirección General de Comercio e inversiones de la Secretaria de Estado en el plazo de un mes desde la constitución de la nueva sociedad. También lo puede presentar el notario si así se solicita.

    En quinto lugar, habrá que realizar el acta de titularidad real. El notario deberá identificar a las personas físicas que posean o controlen un porcentaje superior al 25% del capital social.

    Una vez tenidos en cuentas estos datos, procederemos a explicar cuáles son los costes de establecer una sucursal extranjera en España o bien, una oficina de representación.

    Cuando hablamos de constituir una sociedad en España, ésta tiene unos costes medios de constitución de unos 550 euros aproximadamente (si se trata de una S.L con capital social mínimo de 3000 euros). Si nos referimos a una S.A con capital mínimo de 60000 euros, tendría unos costes medios de constitución de unos 750 euros aproximadamente.

    Ahora bien, cuando nos referimos a los costes de una sucursal extranjera implantada aquí en España, ésta no tendría que realizarse aportación de capital mínimo. Pero sí hay una serie de gastos administrativos y notariales que rondan los 600 euros aproximadamente.

    Sin embargo, los costes medios de una oficina de representación ascienden a 450 euros. Tampoco es necesario realizar una aportación de capital mínimo de 3000 euros.

    A la hora de elegir cuál forma es la mejor para establecerse aquí en España, habrá que tener en cuenta que la oficina de representación es para realizar actividades económicas no sustanciales, es decir, sólo será la mejor opción cuando ésta vaya a realizar actividades secundarias de coordinación o promoción de la actividad realizada por su matriz. Si va a realizar funciones principales, es mejor optar por abrir una sucursal.

    Otro punto a tener en cuenta es cúanto nos vamos a financiar para poder realizar dicha inversión. En España, existen entidades financieras y empresas de capital privado que nos pueden guiar a la hora de poner en marcha nuestro negocio.

  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar